Todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora:  ...tiempo de callar y tiempo de hablar... (Eclesiastés 3:1-7).

Como vemos hay un momento y un tiempo para todo.  Eso significa que hay un tiempo para tratar con los problemas, y otro para no hacerlo.  Un tiempo para decirle las cosas a las personas y otro tiempo para guardar silencio.

Debemos aprender y pedirle a Dios sabiduría para tener la capacidad de saber cuando hablar y cuando no.  Pero como regla general, siempre es oportuno exhortar y animar a la gente.

El diablo hace un trabajo efectivo destruyendo a todo el mundo, no necesita de nuestra ayuda.  por eso es necesario que estemos del lado de Dios, no del lado del enemigo.

Lo que pasa es que nuestra naturaleza siempre va hacia lo malo de las cosas. Encontramos faltas en otros y magnificamos los problemas.  Pero nuestra naturaleza renacida, siendo nuevas criaturas quiere bendecir a otros, hablar bien de los demás.

Como siempre nosotros somos los que elegimos y decidimos que hacer, si hablar lo bueno o hablar lo malo.

¿O cómo puedes decir a tu hermano: Hermano, déjame sacar la paja que está en tu ojo, no mirando tú la viga que está en el ojo tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano (Lucas 6:42)




Estamos acostumbrados a quejarnos por todo, porque llueve, porque no llueve, por calor, por frio, por lo que tenemos y lo que no tenemos, por falta de empleo, por el pais, por los gobernantes.  Esto se ha convertido en nosotros en una rutina diaria. No estamos conformes.

Muchas veces nos quejamos de los problemas que atravesamos en nuestra vida sin darnos cuenta que son una bendición, nos olvidamos que siendo hijas de Dios no nos puede pasar nada sin el permiso de Dios.  Nos olvidamos que todo lo que nos sucede es a la larga, para nuestro bien (Romanos 8:28) Y Sabemos que los que aman a Dios, todas las cosas le ayudan para bien.

Ahora bien, amiga piense por un momento en una persona que admira, una persona que tiene éxito, luego pregúntese: ¿Ha sido fácil la vida de esa persona? ¿habrá tenido que enfrentar grnades problemas?.  Es problable que la persona que mas admira, ha pasado por problemas muy duros en la vida, igual como yo, o tal vez peores que yo.  Pero que hace diferente una persona de otra, que muchos logran superarlos.

Deja de estarte quejando y aprende la lección que Dios quiere enseñarte.  El te dice que Aunque pases por las aguas, Él estará contigo, que los rios no te anegaran, y que la llama no arderá en tí, porque El está para guardarte y para protegerte.

Agradece a Dios por los problemas y aprende de ellos.  Entregale diariamente las cargas a Dios que no puedes llevar, deja de llevar el control de tu vida, Dios tiene algo grande para tu vida.  Es hora de no quejarte mas.

La queja y murmuracion le abre la puerta al enemigo, y nuestra vida se vuelve negativa y sin esperanza.

Haced todo sin murmuraciones ni contiendas (Filipenses 2:14)



Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago; olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. (Filipenses 3:13-14) 

Recuerdas muy seguido las veces que en tu pasado has caido o fracasado.  Pues olvida el pasado, eso es lo que el diablo quiere recordarte en todo momento las veces que has caído, lo que te hace falta, no quiere que recuerdes en lo lejos que hemos llegado, enlos éxitos que hemos tenido.

Pero Dios es bueno y su Espíritu Santo quiere que nos concentremos en los puntos fuertes no en las debilidades que tenemos, en nuestras victorias, no en nuestras derrotas, en nuestras alegrias, no en nuestros problemas.  Eso es lo que debemos recordar las obras y bendiciones que hemos recibido del Señor.

Diariamente a nuestra mente llegan pensamientos negativos que nos desaniman y nos olvidamos que tenemos un Dios poderoso.  El Señor quiere que renuncies a todos esos pensamientos que no te dejan ver las bendiciones que recibes diariamente, que te levantes, que rindas y sometas tu volundad a Dios.

Dígale: "Señor, quiero ser como tú.  Ayúdame a dejas atras todo mi pasado, a dejar de ser negativa (o), y a tener pensamientos de bienestar que es lo que tú quieres para mi. ¡Pídale a Dios que lo transforme!

Haga lo que Dios le diga.  Coopere con su Espíritu, dejese moldear, espere en el Señor y no se preocupe que está en las manos del Alfarero.

No te acuerdes de las cosas pasadas, ni traigas a memoria las cosas antiguas.  He aqui yo hago cosas nuevas, pronto saldrán a la luz, otra vez abrire camino en el desierto y rios en la soledad.

Apropiate de esta promesa y el Señor la hará realidad en tu vida.




Cuantas veces has deseado algo y no lo has conseguido, recuerdas ese nuevo empleo, ese carro nuevo, ese cambio de casa, o la restauración de tu hijo, o la sanidad que hace mucho tiempo estás esperando.

Todo lo que nosotros deseamos, el Señor te lo puede conceder, pero se nos olvida algo y es deleitarnos en el Señor.  Pero porque será que nos cuesta tanto trabajo hacerlo, bueno la respuesta es muy sencilla, no nos vemos como hijos de Dios.  Estamos convencidos que las cosas que tenemos las hemos conseguido en nuestras fuerzas, y te digo que no es así,  Todo lo que tenemos se lo debemos a Dios.

La Palabra de Dios nos dice en Job  8:5-7 
         Si tú de mañana buscares a Dios,
Y rogares al Todopoderoso;
 Si fueres limpio y recto,
Ciertamente luego se despertará por ti,
Y hará próspera la morada de tu justicia.
 Y aunque tu principio haya sido pequeño,
Tu postrer estado será muy grande.

Que palabra tan hermosa si solamene búscaramos a Dios, si nos deleitáramos en El. El nos concedería las peticiones de nuestro corazón.

Asi que no hay excusa deja de hacer lo que te está separando de Dios, deja de perder el tiempo en cosas que no te producen bendición, y empieza desde hoy a renovarte a buscar de Dios cada día, entonces será próspera tu morada, y no importa si tu estado pasado fué pequeño, Dios se levantará y tu futuro será grande.

Muchas personas cuando se levantan lo primero que hacen es buscar el celular para entrar a Facebook y después se preguntan porque Dios no me bendice, pues porque le has quitado el primer lugar. 





Confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia.  Reconócelo en todos tus caminos y el enderezará tus veredas.  No seas sabio en tu proia opinión, sino teme a Jehová y apártate del mal, porque esto será medicina para tus músculos y refrigerio para tus huesos. (Salmo 3:5-8)

¿Como te sientes?.  Has perdido la confianza en Dios, te estás apoyando y tratanto de solucionar tus problemas tú misma sin la ayuda de Dios. Pues te tengo una mala noticia.  No se puede, ya que separados de Él nada podemos hacer.

El Señor te dice en su palabra que confíes en El, pero tu dirás no es facil, ya que el problema lo tengo soy yo.  Pero te digo Haz un alto por un momento, detente por un instante ahora que estás leyendo este mensaje.  Piensa un momento en Dios y recuerda todo lo que ha hecho por tí, reconoce que El en todo momento te ha asistido, nunca de ha dejado, nunca te ha desamparado, en todo momento ha estado contigo.  

Recuerdas aquella vez que no tenias dinero para cancelar las mensualidades de tus hijos, que no tenias para alimentarte, que no tenias empleo.  y el Señor te proveyó, pues quiero decirte que a pesar de lo que estás viviendo El siempre ha estado a tu lado. Teme al Señor y apartate del mal, pero no temor de miedo, es un temor de respeto, de valorar lo que ha hecho por mi, de que cuando hacemos cosas que a El no le agradán entristecemos al Espíritu Santo. 

Si lo hacemos El nos dice que será medicina y refrigerio para nuestros huesos.  Las cosas con el Señor son tan fáciles, El nos dá todo para que nosotros seamos felices, pero como yo estoy es en otro mundo y no confío en El y siempre busco la solución a mi manera, entonces que pasa que el Señor te está esperando, está esperando que le entregues lo que en este momento te aqueja, y que guardes silencio y confies en El. que El enderezará tus veredas, o sea notarás como tus problemas se empezarán a solucionar y verás un nuevo amanecer y pod´ras salir adelante.


Señor quiero darte gracias por tu amor eterno, por conocerme y aceptarme como soy, ¡Que maravillosa palabra y que gozo saber que nunca dejarás de amarme!.  Has perdonado mis pecados, conociéndolos de antemano, tienes misericordia de mi y me perdonas..

Gracias Señor porque me conoces mejor que lo que me conozco yo misma(o) y porque manifiestas tu amor cada día en mi vida, no puedo ni quiero alejarme de ti, y me has dado tu salvación 

Gracias Señor por seguir comunicándote conmigo porque en tu palabra te manifiestas a  mi, a través de ella me edificas y te mane ifiestas a mi.

Con amor eterno me has amado, por eso no recibí el castigo que merecía.  Mas bien me rescataste de  mi camino al infierno, tuvistes misericordia de mí.  Ahora puedo alabarte y glorificarte, seguirte y servirte en agradecimiento a tu amor.

Amado Padre ayúdame a recordar siempre que prolongaste tu misericordia para conmigo que me sigues con fidelidad.  Quiero ser humilde delante de tí, hacer tu voluntad y no olvidar nunca que tu maravilloso amor es eterno.

A veces cuando las aflicciones y las presiones de la vida amenazan con ahogarnos, sentiamos que estamos muy solos en la lucha, pero que gozo es recordar que el amor de nuestro padre es  eterno, aún antes de darnos vida ya nos amaba.  Nunca olvidemos esta preciosa verdad. 

Con amor  eterno te he amado por eso te prolongue mi misericordia (Jeremias 31:3)



Planificar es establecer metas y pensar acciones para alcanzarlas.  Al  proyectarnos hacia el futuro debemos hacernos estas preguntas?:

¿Donde estoy?, ¿A donde quiero llegar?, ¿Como sé que estoy llegando?.

Debemos esforzarnos al respecto Dios nos dice en su palabra:  Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas y desmayes porque Jehová tu Dios estará contigo donde quiera que vayas.  Para conseguir las metas que nos hemos trazado Dios nos pide que nos esforcemos, las bendiciones no vienen solas, Dios nos dice que el va delante de tí.  Pero tú tienes que moverte, no te quedes sentado esperando las bendiciones.

Además Dios tiene pensamientos de bendicíón para nuestra vida, recuerda lo que dice Jeremias 29:11.
"Porrque yo sé los pensamientos que tengo para ustedes.  Pensamientos de bien y no de mal para darles el futuro que esperan.

Entonces que nos pasa.  Porque no alcanzamos los sueños que tenemos.  pues todo es debido a que no hemos puesto nuestra confianza en Dios.   Queremos alcanzar todo en la vida en nuestras fuerzas y nos olvidamos que tenemos un Dios todopoderoso que tienes planes de bendición para nuestra vida.

Nos falta intimidad con Dios, nos falta poner en sus manos nuestros sueños y esperar que Él obre en ellos.

Dios nos dice en 3a Juan 1:2  "Amado yo deseo que seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, asi como prospera tu alma"

El desea que nosotros seamos prosperado y que tengamos salud, pero eso es a medida que prospera nuestra alma, y nuestra alma prospera cuando establecemos una relación intima con Dios y el Espíritu Santo empieza hacer la obra perfecta en nosotros.

Asi que empieza a planificar tu vida: Escribe tu visión en tablas como hizo el profeta habacuc, entrega ese sueño a Dios y verás como Él comienza a realizarlo a medida que tu confies en Él y tengas FE.

Preparate porque Ël hace cosas nuevas que pronto saldrán a la luz. que bueno es Dios.

Popular Posts

ARCHIVO DEL BLOG