Sacúdete


Has leído alguna vez la historia sobre el burro de un granjero que cayó en un pozo seco.  El animal lloró lastimosamente por horas mientras que el granjero trataba de imaginarse la forma como lo sacaría del hoyo, finalmente él concluyó que el pozo era muy profundo, y que realmente necesitaba  de todas formas ser cubierto, además el burro era viejo y sería muy difícil sacarlo del pozo.  El granjero decidió que no valía la pena tratar de rescatarlo, así que le pidió a sus vecinos que lo ayudaran a llenar el pozo de tierra y enterrar al burro.
 
Todos ellos tomaron palas y empezaron a echar tierra en el pozo.  El burro inmediatamente se dio cuenta de lo que estaban haciendo y empezó a rebuznar, llorar sería nuestra respuesta normal si alguien estuviera maltratándonos de ésta forma, así que éste burro estaba respondiendo de la misma forma que nosotros lo haríamos al principio, pero luego él se quedó realmente tranquilo.  Luego de unas paladas de tierra , el granjero miró hacia el pozo y quedó maravillado de lo que vió.  Con cada palada de tierra que caía sobre el burro se sacudía y pisaba encima de ella.
 
Como los vecinos y el granjero continuaron echando tierra  sobre el animal, este continuó sacudiéndose y dando un paso hacia arriba.  Muy pronto el burro se sacudió la última palada de tierra, dió un paso arriba y salió fuera del pozo.  Nosotros podemos aprender mucho de ésta historia.  Cuando llegan los problemas, si nos quedamos quietos y escuchamos.  Dios nos dirá que hacer .
 
Por la gracia y misericordia de Dios fui capaz de quitarme muchas cosas de encima, cosas desagradables, y quiero decirte que ese no es el plan de Dios para tu vida.  Él quiere que te sacudas de todos esos problemas que no te dejan avanzar hacia la vida que Él tiene para ti.
 
Así como el burro, debemos seguir adelante y tener victoria en nuestras vidas.  Debemos aprender a quitarnos de encima muchos problemas que se nos presentan y otros que nosotros mismos nos hemos buscado por malas decisiones y por no pedir la dirección de Dios.
 
Así que ¡Sacúdete! Dios tiene un plan muy grande para tu vida, la obra que Él comenzó en ti la terminará.
 
Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. (Jeremías 29:11)