Mi Victoria llegará



Todos nos enfentamos a situaciones que parecen imposibles.  Es fácil desalentarse y pensar que las cosas nunca funcionarán, pero la Palabra de Dios dice:  Que el va delante de mí, enderezando nuestros lugares torcidos.  Puede que no tengas en este momento la manera de lograr tus sueños, pero no tienes que preocuparte, pues Dios va delante de tí preparando las personas correctas.  Él está organizando tu vida y creando las oportunidades correctas.

Puede que hayas perdido el empleo, o estés atravezando una situación muy difícil, por lo tanto es facil desalentarnos y volvernos negativos y pensar que nada cambiará nunca, pero tiene que entender que esta pérdida no es una sorpresa para Dios.  Él no está arriba de los cielos rascándose la cabeza y pensando: ¿Que hago ahora?.  Dios tiene el control de tu vida y nada se le sale de las manos.

Dios ya ha escrito cada día de tu vida, el sabe lo que yo estoy viviendo, y la buena noticia es que Él ya ha organizado una respuesta.  Antes de que yo tenga el problema, ya Dios tiene la solución.  El va delante de mí preparando el siguiente capítulo de mi vida.  Si permaneces en Fe y mantienes la actitud correcta, entrarás a una vida de victoria.

Puede que esto no suceda de la noche a la mañana, pero en el momento adecuado y en el período correcto, Dios no solo apartará del camino a las personas equivocadas, sino que también te recompensará por cada injusticia que hayas vivido, y te guiará donde debes de estar.

El está planeando abrir esa puerta que estaba cerrada aunque no lo veas, Él esta obrando en tu vida.

Quiero que le creas a Dios como nunca antes, Dios va delante de tí enderezando mis lugares torcidos.  Puede que hayas pasado por un desengaño, una situación injusta, pero no se quede ahí, no se hunda en la autocompasión.  En un futuro Dios te dará un nuevo comienzo, nuevas amistades y nuevas oportunidades.  Quizas este año fué miu difícil para tí, pero no cometas el error de creer que el próximo año será igual.  Este es un nuevo día.

El próximo año será un año de nuevos comienzos, nuevas oportunidades, año de victoria, porque Dios va delante de mí como poderoso gigante, no te dejará ni te desamparará.