Me siento deprimida


Una de las trampas o engaños mas grandes de la depresión es pensar que no tienes control sobre ella.  Muy a menudo no oramos porque la aceptamos como parte de la vida en vez de reconocerla como una enfermedad emocional similar al resfriado o la gripe, que necesita atención antes de que se convierta en una infección mas grave.  Debes decirle a Dios exactamente como te sientes y pedirle que se lleve tu depresión.

Recuerda que el Señor está de tu parte y que el diablo es tu enemigo, tienes que esperar a los pies de Jesús en medio de la oscuridad; Por larga que sea la noche, si permaneces a los pies del Señor, El se la llevará en la mañana.

Salmo 30:5 Dice:  Por la noche durará el lloro, y a la mañana vendrá la alegria.  Si despierta en la noche con tu corazón palpitando con fuerza por el miedo o la depresión, levantate inmediatamente, anda a tu cuarto de oración, ora y lee la Palabra de Dios.  Vuelve a dormir cuando puedas y luego continua orando al dia siguiente.

Si estás deprimida quizás hayas aceptado una mentira como verdad; generalmente una mentira acerca de ti misma:  Soy un fracaso, no sirvo para nada, soy muy fea, no lo lograré, y muchas mas. Sin embargo todo esto esta en contra de lo que dice la Biblia de ti.  Ella dice que eres linaje escogido, que eres la niña de sus ojos, que eres cabeza y no cola, que tienes dones y talentos, que eres un tesoro para Dios, desecha las mentiras con la Palabra.

Además debes apropiarte de las promesas de Dios, busca promesas relacionadas con tus circunstancias y repitelas, no importa que no sientas nada siguela repitiendo, finalmente tu corazón y tu alma responderán a la esperanza y la verdad.

Adapta una escritura a tu situación, diciéndola en voz alta como esta:

Isaias 43:2  Cuando yo pase por las aguas tu estarás conmigo; y si por los rios, no me anegarán. Cuando pase por el fuego ne me quemaré, ni la llama arderá en mí.

Recuerda que Dios está conmigo como poderoso gigante, nunca te dejará ni te desamparará.

Así que animo, vas a salir de esta depresión, yo lo creo en el nombre de Jesús.
Reacciones:

0 comentarios: