HUMILDAD



Cuando te encuentres con personas que están envenenadas por dentro, no dejes que eso se te pegue.  Si desciendes al nivel de ellos y les respondes con frialdad y crudeza, habrás permitido que te contamines.  Se parte de la solución y no parte del problema.  Vence el mal con bien.  Si alguien es grosero contigo, bendice a esa persona, sonrie y sigue adelante.

Jesús lo expresó de este modo "Dichoso los humildes, porque recibirán la tierra como herencia" (Mateo 5:5).   Cuando oímos la palabra humilde, muchas veces pensamos en alguien que es débil, tímido y reservado;  La imagen es que las personas humildes no pueden defenderse a si mismas y todos les pasan por encima.  Eso no es humildad en absoluto.  Humildad no es debilidad, Es fuerza bajo control.

Las personas exitosas no permiten que los camiones de la basura descarguen sobre ellas, si alguien vacia una carga sobre tí no te molestes , no te enojes, no te ofendas, si cometes eso error terminarás llevando sobre tí la carga de otros, y eso te quitará la paz.  El mundo está lleno de personas que solamente ven lo malo y negativo y si tú permites que eso entre en tu vida, terminarán robándote el gozo y la felicidad que te ha dado Dios.

Por lo tanto seamos humildes para aceptar esas personas y orar por ellas para que su vida cambie y vean la vida bajo otra perspectiva.