El rechazo



Te sientes rechazada, sientes que no encajas en ninguna parte, te sientes mal cuando estás rodeada de personas, estas manifestaciones en tu vida significan que estás sufriendo de rechazo.

Todas las personas en alguna parte de su vida han experimentado el Rechazo, muchas veces estas personas han pasado por una amarga experiencia y no le damos la importancia que se merece.

Debemos estar seguros de quienes somos, Dios nos dice que somos linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, que somos la niña de sus ojos, tienes que aprender a mirarte como te ve Dios y no los con los ojos del mundo, que solamente ven tus defectos y que buscan la manera de hacerte sentil mal.

Tenemos que estar preparados para el rechazo, en todas partes lo sufrimos pero no aceptes que esto afecte tu vida, rechazalo.  Sabes una cosa Dios nunca te rechaza el siempre te está esperando, El no te ve como te ve el mundo.  El te mira con ojos de amor, eres su especial tesoro y no importas lo que hagas siempre estás esperando que lo busques y siempre estará ahi, solamente entra en su presencia y verás su poder transformador en tu vida.

Las necesidades básicas de una persona se satisfacen por medio del Amor, respeto y aceptación, el rechazo no permite  que el individio pueda recibir estas virtudes, ya que se crea un gran vacio de amor. El rechazo se presenta debido a circunstancias que hemos vivido como:


  • Falta de atención y cuidado de los padres.
  • Adopciones
  • Impedimentos Físicos
  • Comparación entre hermanos
  • Palabras hirientes
  • Sobreprotección
  • Falta de Amor
  • Control y dominio Excesivo
  • Hogares destruidos y divorcios.
  • Exceso de Disciplina
  • Abusos físicos 
  • Sobrecarga de trabajos en casa
  • Abortos
  • Muerte de uno de los conyuges
En fin la lista es larga, pero quiero decirte que cualquiera que sea la causa, va a afectar nuestra relación con Dios, con nuestra familia, hermanos, y con quien nos relacionamos.

Lo primero que tienes que entender para ser libre es que Jesucristo también fué rechazado para que fueramos aceptados en El. Jesús experimentó el rechazo, la soledad, los dolores, angustia, traiciones, tristeza.  El soportó todo esto para que nosotros fueramos libres del rechazo.

Para ser libre necesitas:

  • Perdone y renuncie a toda falta de perdón contra las personas que te han rechazado o te han hecho daño.
  • Renuncia verbalmente a todo espiritu de rechazo.
  • Pidele a Dios que llene todo vacio que haya en tu corazón con su palabra y el Espiritú Santo.
  • Medita en la Escritura diariamente.
Medita en Isaias 53: 1-4

Despreciado y desechado entre los hombres , varon de dolores, experimentado en quebranto, y como que escondimos de el su rostro, fue menospreciado y no lo estimamos.  Ciertamente llevo El nuestras enfermedades y sufrio nuestros dolores y nosotros lo tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

Animo todos somos rechazados de una y otra manera, lo importante es si tu lo aceptas o no.

Reacciones:

0 comentarios: