Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La vida consiste en amar, porque amar es de Dios y Él es amor. POR ESO SIN AMOR ESTOY PERDIDO. La lección más importante que quiere que aprendamos en la tierra es cómo amar. Cuando amamos es que somos mas semejantes a Él, y por lo tanto, el amor es el fundamento de cada mandamiento que nos ha dado (Gálatas 5:14). Aprender a amar desinteresadamente no es una tarea fácil, es contrario a nuestra naturaleza egocéntrica; por eso es que se nos ha dado una vida entera, para que lo aprendamos. Por supuesto, Dios quiere que amemos a todos, pero Él está particularmente interesado en que aprendamos a amar a los miembros de su familia. (Gálatas 6:10). ¿Por qué insiste Dios en que le demos amor especial y atención especial a otros creyentes? Veamos dos razones:




1. Porque Dios quiere que su familia sea conocida por su amor más que por cualquier otra cosa. Jesús dijo que el amor que nos tenemos unos por otros, sea nuestro mayor testimonio al mundo, no nuestras creencias doctrinales, Él dijo: "El fuerte amor entre ustedes, de unos por otros, probará al mundo que son mis discípulos". Juan 13:35.

2. Porque en el cielo disfrutaremos de la familia de Dios para siempre.
Dios quiere que usted esté regularmente en comunión intima con otros creyentes para que pueda desarrollar su habilidad de amar. El amor no puede ser aprendido en el aislamiento. Usted tiene que estar alrededor de personas, aunque sean personas irritantes, imperfectas y frustrantes. Es por eso que no debes esperar que todos sean perfectos, ya que nadie es perfecto, el único es DIOS, recuerda que Dios te coloca personas diferentes a tu alrededor, ya que es la única manera que te pueda entrenar. El lo está haciendo, así que el lugar donde te encuentras, es el lugar donde Dios te colocó, ahí es donde vas a aprender a amar, rodeada de esas personas que no soportas y que son tán difíciles.

Al meditar en 1a Corintios 13: 4-7 te darás cuenta que en nuetras fuerzas humanas es imposible alcanzar ese amor. Solo a través de Cristo, solo entregandole nuestro corazón a Él lograremos ese fruto en nuestra vida. Por eso entrégale tu corazón y renueva tu amor con los demás.

Corintios 13 - El Amor


Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. 2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. 3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; 5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. 9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; 10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. 11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. 12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. 13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.