DIAMANTES



Cuando tu escuchas la palabra Diamantes, que te imaginas?. Una costosa joya de una hermosura sin igual que engalana el cuello de una persona millonaria, o pensamos en esta joya de las películas guardadas y custodiadas fuertemente con los mejores sistemas de seguridad y que cuando las colocan en una exposición alguien se las puede robar.

Estoy convencida que muy pocas personas piensan en un pedazo de carbón que pasó por un largo proceso de presión en las entrañas de la tierra hasta convertirse en una gema de muy apreciado valor.

La mayor reserva de diamantes se encuentra en África y Sudáfrica, donde son extraídos de la roca por medio de la minería subterránea. Por su dureza el diamante es usado para los más potentes taladros y herramientas que demandan un esfuerzo superior para poder lograr su tarea, pero también en algunas herramientas muy finas y hasta cotidianas.



Muchas personas tienen amor en su corazón y están dispuestas a escuchar la palabra de Dios que involucra el amor por los demás. Esas personas tienen un corazón que realmente es un diamante. Diamante porque son valiosas joyas, tienen mucho valor, lo mas probable es que estas personas debieron pasar por muchas presiones en su vida que les permitió pasar de ser simples carbones a preciosos diamantes y son instrumentos que permiten escuchar la música que Dios les puso en su corazón.

Pero existen otras personas que hacen caso omiso de lo que día tras día les sucede y no entienden que lo que están viviendo es permitido por Dios en tu vida porque quiere que lo busques, porque te quiere convertir de un carbón a un precioso(a) diamante, estas personas han pasado su vida llena de frustraciones y presiones han convertido lo que fue un carbón que pudo dar calor y vida en una dura roca, tan duras que no les importa lo que sucede a su alrededor.

La palabra de Dios dice que en los últimos tiempos el carácter del hombre natural (que no tiene a Dios en su corazón), será amador de él mismo, avaro, vanaglorioso, soberbio, desobediente a los padres, ingrato, impío, implacable, calumniador, aborrecedor de lo bueno, traidor, impetuoso, amador de los deleites más que de Dios, que tendrá apariencia de piedad. Y dice la Biblia que a éstos los debemos evitar.

Hoy Dios te está dando una oportunidad que lo invites a tu vida, yo se que todos tenemos circunstancias y debilidades y muchos deseamos cambiar y no seguir siendo lo mismo, por eso te invito a que te tomes unos minutos y le digas Señor gracias porque hoy me distes la oportunidad de tener un día mas de vida, entra en mi vida, cámbiame, te recibo como mi Señor y Salvador, transfórmame cada día para ser la persona que tu quieres que yo sea, quiero ser ese diamante que brille tu luz, tu presencia, que sea un reflejo de ella, para impactar a muchas personas.

Abre tu biblia y medita en Jeremías 17: 1-9 y atesórala en tu corazón.
Reacciones:

0 comentarios: