DIOS TE COMPENSARA



El Padrenuestro se encuenta en Mateo 6, en el versículo 12 dice: Perdona nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores.  Cuando Dios habla de deudas no está hablando solo de deudas monetarias, está hablando de las veces que la gente te ofende, las veces en que la gente te hace daño.  Dios se refiere a eso como una deuda porque cuando te tratan mal , puede que sientas que se te debe algo.

La nturaleza humana dice me ofendieron, ahora quiero justicia, tu me maltratastes ahora tienes que pagarme, pero el error que muchas personas cometen es intentar cobrar una deuda que solo Dios puede pagar.  Si quieres se restaurado y sanado, entra en la nómina de Dios.  El sabe como hacer bien las cosas; El sabe como producir justicia.  El te dará lo que mereces.  Dejáselo a Él, deja de esperar que las personas te compensen, pues ellas no pueden darte lo que no tienen.

Jesús relato una parábola sobre un hombre que debía diez mil talentos (Mateo 18-23.35) y la Escritura dice: no puedo pagar, no dice no quiero pagar, sino que no puedo pagar, no tenía los medios para hacerlo.  Si siempre buscas que las personas te paguen por las ofensas que cometieron, llevarás una vida de frustración.

Cuando entras en la nómina de Dios, Él te asegura de que serás bien recompensado, si liberas a las personas y dejas de pensar que te deben algo, tu vida iría a un nuevo nivel, puede que te hayan ofendido y puede que haya sido culpa de ellos, pero no es culpa que no puedan pagarte.

Nunca esperes recompensa de nadie, espera en Dios.  Èl nos dice: Guarda silencio ante Dios y espera en Èl.

Las personas nunca van a poder compensarte todo el daño que te han hecho, porque las heridas quedan y solamente Dios puede restaurar tu vida, entonces cuando lo haga Èl te colocarà nuevas personas a tu alrededor, porque Èl dice que hace cosas nuevas.