CONFIA EN DIOS



Confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia.  Reconócelo en todos tus caminos y el enderezará tus veredas.  No seas sabio en tu proia opinión, sino teme a Jehová y apártate del mal, porque esto será medicina para tus músculos y refrigerio para tus huesos. (Salmo 3:5-8)

¿Como te sientes?.  Has perdido la confianza en Dios, te estás apoyando y tratanto de solucionar tus problemas tú misma sin la ayuda de Dios. Pues te tengo una mala noticia.  No se puede, ya que separados de Él nada podemos hacer.

El Señor te dice en su palabra que confíes en El, pero tu dirás no es facil, ya que el problema lo tengo soy yo.  Pero te digo Haz un alto por un momento, detente por un instante ahora que estás leyendo este mensaje.  Piensa un momento en Dios y recuerda todo lo que ha hecho por tí, reconoce que El en todo momento te ha asistido, nunca de ha dejado, nunca te ha desamparado, en todo momento ha estado contigo.  

Recuerdas aquella vez que no tenias dinero para cancelar las mensualidades de tus hijos, que no tenias para alimentarte, que no tenias empleo.  y el Señor te proveyó, pues quiero decirte que a pesar de lo que estás viviendo El siempre ha estado a tu lado. Teme al Señor y apartate del mal, pero no temor de miedo, es un temor de respeto, de valorar lo que ha hecho por mi, de que cuando hacemos cosas que a El no le agradán entristecemos al Espíritu Santo. 

Si lo hacemos El nos dice que será medicina y refrigerio para nuestros huesos.  Las cosas con el Señor son tan fáciles, El nos dá todo para que nosotros seamos felices, pero como yo estoy es en otro mundo y no confío en El y siempre busco la solución a mi manera, entonces que pasa que el Señor te está esperando, está esperando que le entregues lo que en este momento te aqueja, y que guardes silencio y confies en El. que El enderezará tus veredas, o sea notarás como tus problemas se empezarán a solucionar y verás un nuevo amanecer y pod´ras salir adelante.