DIOS TIENE EL CONTROL



Quieres tener todo controlado que nada se te escape. Pero de pronto acontece algo que no esperas, un huracán de dificultades y problemas te sobreviene y destruye tu vida.
Llamalé a ese huracán lo que tu estás viviendo en estos momentos que te entristece, te molesta, te angustia, etc. Aunque parece ser el fin, tal vez debes considerar este momento como una oportunidad de volver a empezar.


Jesús dijo: He aquí Yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo. (Apocalipsis 3:20).
Parece que por momentos Él viene y golpea la puerta de nuestro corazón. Tal vez no podemos escucharlo porque estamos demasiado ocupados en nuestras propias actividades, o tu mente está ansiosa, preocupada por las circunstancias difíciles que estás viviendo en estos momentos, pero quizás, el tiempo de dificultad, de desesperación que ahora estás pasando, es hora de abrir tu corazón para darle una oportunidad a Jesús, y a partir de ese momento comenzar a reconstruir tu vida sobre una base sólida y firme.
El Señor dice en su palabra en Isaias 43:2-3
Cuando pases por las aguas yo estaré contigo; y si por los ríos no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás ni la llama arderá en ti.
Levanta ese animo el Señor te dice que cualquier problema por muy difícil que sea El está contigo, El no te ha abandonado, solamente El quiere que lo busques, que le entregues esas cargas que no te dejan vivir, cuando lo hagas, la palabra de Dios te garantiza, que tu vida será diferente, no trates de resolver lo que tu no puedes, ese milagro que esperas solamente está en las manos de JESÚS.