DIOS SE ACUERDA DE TI

Todos conocemos la historia de Jonàs, el cual huyò de la presencia de Dios, se embarcò y vino una gran tempestad, pero cuando los marineros echaron a Jonàs al mar, ya Dios habìa preparado un pez grande para que se tragara a Jonàs, y Jonàs estuvo tres dìas y tres noches en el vientre del pez. (Capìtulo 1:17)

Imagìnese usted dentro de un pez grande, Jonàs dijo, las aguas me envolvieron hasta el alma, me cercò el abismo. (versìculo 5).

En el versìculo 7 Èl dice: "Cuando mi alma desfallecìa en mì, me acordè de Jehovà".
Jonàs clamò a Dios con fè, sabiendo que su socorro venìa de Jehovà. En medio de su problema tenìa la certeza que Dios lo salvarìa, esto se llamà fè. Dios oyò sus oraciones, "mi voz oistes" y mi oraciòn llegò hasta tì, hasta tu santo templo, dijo Jonàs en los versìculos 1 y 7.

Como Jonàs tenemos que saber que Dios siempre escucha nuestras oraciones y peticiones. Pero si no buscamos a Dios y no pedimos su ayuda, abandonamos su gran fidelidad (versìculo 8).

Dios le contestò, entonces al fin de los 3 dìas. Jehovà diò orden al pez, el cual vomitò a Jonàs en tierra (ver.10).


Jonàs diò gracias a Dios, màs yo con voz de alabanza, te ofrecerè sacrificios, dijo èl, cumplirè lo que te prometì. "la salvaciòn viene de Jehovà". (vers.9).

Reflexiona un momento en este mensaje, cuantas veces Dios te ha hablado de diferentes maneras, siempre se acuerda de tì, pero tù has hecho caso omiso y has desobedecido a Dios, y lo que es peor no te has arrepentido por haberle fallado a Dios. Dios es un padre amoroso, y por amarnos tanto es que nos disciplina.

Quiero decirte que los problemas y situaciones que estàs viviendo actualmente, ha sido por tomar desiciones sin consultar con Dios, todo lo has querido hacer tù solo en tus propias fuerzas, y ademàs sabiendo lo que estàs pasando, no lo has buscado, no le has clamado. Fìjate que Jonàs se acordò de Dios cuando estaba en el pez, y clamò y Dios lo escuchò. Ya es hora de que tù le clames a Dios, recuerda que tù socorro solo viene de Jehovà. decìdete en este momento, ya està bueno todo lo que has vivido por apartarte de Dios. Hoy te digo que en este momento Dios se acuerda de tì, te està esperando.

Cuanto mas tiempo vas a seguir en la misma situaciòn, solo por tu terquedad, porque no has involucrado a Dios en todas tus decisiones, porque a pesar de que te hablò y te enviò mensajeros, hicistes caso omiso. Que pasa que ahora estàs como Jonàs dentro del pez, desesperado, angustiado.

Pero te recuerdo que tienes una soluciòn, una salida, la ùnica no hay otra, y es Clamar a Dios con todas tus fuerzas. En este gran peligro en que estàs tienes que clamar a Dios, Èl escucharà è inmediatamente vendrà en tu auxilio.

Espero que hayas aprendido la lecciòn y alabes al Señor, dàndole gracias porque "SE ACORDÒ DE TÌ".

Comentarios