EL MUNDO EN QUE VIVIMOS



A medida que se acerca el regreso del Señor aumenta la impiedad. Las normas que se han mentenido por decenios se están debilitando a nuestro alrededor. El crimen, la anarquía y la falta de respeto parecen ir en aumento.

Si es así como has estado mirando las cosas últimamente, quiero decirte que Dios tiene buenas nuevas para tí. ¡Hay esperanza! Hay una manera positiva de mirar la vida.

Como enfrentar este mundo marcado por la violencia, la injusticia, enfermedades y la maldad que se ha multiplicado. Este mundo caracterizado por malignos cuyos días bajo el sol son efímeros como la hierba en el desierto. Pero nosotros como Hijos de Dios tenemos la protección de la Sangre de Jesús, su palabra dice que ninguna plaga tocará nuestra morada. Ten en cuenta que si sigues las siguientes recomendaciones tendrás abundancia de Paz y Dios siempre estará de tu lado:

  • Confía en Dios, la alternativa de las personas es confiarle su futuro a la gente y eso conduce a la desilución. (Salmo 37:3) Confía en Jehová y haz el bien; habitarás en la tierra y te apacentarás de la verdad.

  • Haz el bien, mientras más bien hacemos, menos oportunidades tiene el mal de prosperar.

  • Deleitate en el Señor, Deleitate en Dios y en su voluntad, y Él promete proveer lo que necesitas. (Salmo 37:4)

  • Encomienda tu camino a Dios, Dios bendecirá tus esfuerzos.

  • Espera pacientemente en el Señor. Dios prevalecerá mientras más nos enfrascamos en Dios, su palabra y sus promesas, menos nos inquietaremos por los problemas de este mundo. Sí, es verdad que el mundo en que vivimos es duro, pero con Dios podemos obtener la victoria.