IMANES Y MAMÁS

Honra a tu madre como Jehová tu Dios te ha mandado (Deuteronomio 5:16).

Una maestra enseñó una lección a su curso de segundo grada de primaria sobre los imanes y lo que ellos hacen. Al día siguiente, en un exámen escrito, les hizo las siguiente pregunta: Mi nombre tiene cuatro letras, entre ellas la "m" y recojo cosas. ¿que soy?. Cuando los niños entregaron el exámen ella quedó sorprendida al ver que casi la mitad de los niños había contestado la pregunta con la palabra "mamá".

Sí, las mamás recogen cosas. Pero son mucho más que "imanes" que reúnen ropas y levantan los juguetes del suelo por toda la casa. Por muy dispuestas que estén muchas mamás a hacer esas tareas tienen un llamamiento más elevado que ese.

Una buena madre ama a su familia y le proporciona una atmósfera donde nuestros hijos hallen aceptación, seguridad y comprensión. Está presente cuando los hijos necesitan a alguien que los escuche; una palabra de consuelo, un abrazo cálido o un toque lleno de amor sobre una frente caliente por fiebre. Y para la madre cristiana, su mayor gozo es enseñar a sus hijos a confiar en Cristo y a amarlo como Salvador.

Las madres así merecen que se las honre, no únicamente en un día especial, sino todos los días. Y ese reconocimiento debería ser más que palabras; debe mostrarse por medio del respeto, así como en obras llenas de amor y delicadeza.

En el mes de Mayo se celebra a nivel mundial el día de las madres, Piensa en tu mamita, esa que te ha cuidado, que te ama, o si tú crees que tu mami no lo ha sido, es un buen momento para pedirle perdón a Dios debido a que muchas veces no la has honrado, te recuerdo que ella fué el instrumento que Dios usó para que tu nacieras, Dios en su palabra dice que la honres, para que te vaya bien y tengas larga vida sobre la tierra.