ESFUERZATE Y SE VALIENTE



Tenemos en nuestro peregrinaje en la vida espiritual una tendencia continua a temer y desmayar, si algo tenemos que llegar a ser como Cristianos es ser fuertes y valientes para enfrentar aquellos estados de desánimo y de retroceso.

Te sientes hoy desanimado, triste, sin fuerzas. parece tu vida una continua lucha, hoy te estás enfrentando a diferentes batallas en tu andar diario y cotidiano, y no puedes huir de ellas, no puedes darte el lujo de evadirlas o esconderte cuando ellas se te presenten. Es por eso que tenemos que esforzarnos y ser valientes.

Hay situaciones personales, familiares o del lugar donde estás ahora, que tienen el propósito de crear en nosotros un estado de tristeza, de soledad y de angustia, no creas que eres tú solo, nadie escapa a estas circunstancias. Sientes que ya no resistes, estás a punto de claudicar. Es en este momento cuando el Señor te dice "Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas ni desmayes porque yo Jehová tu Dios estaré contigo dondequiera que vayas".

La gran noticia es que jamás estaras solo(a), cuando pasamos por estos momentos donde sentimos el deseo de no seguir o desmayar. Necesitamos descubrir que junto con la presencia del Espíritu Santo, nos ha sido conferido el más grande y completo recurso, eso fué lo que le recordó Pablo a si discípulo Timoteo: "Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio" (2a Timoteo 1:7).

De manera que debemos llenar nuestras mentes con la certeza que somos valientes y no cobardes. Que es cierto que pudiéramos estar "atribulados en todo, mas no angustiados, en apuros, mas no desesperados, perseguidos, más no desamparados, derribados, pero no destruidos" (2a Corintios: 4:8,9). NO HAY RAZON PARA DESMAYAR SI CONTAMOS CON ESTA PROMESA Y CONFIAMOS EN DIOS.

En la conquista de Canaán Dios pudo haber sacado a todos los habitantes quienes se resistian a entregar sus tierras, antes que Israel entrara Dios pudo hacerlo con un solo movimiento de su poder, así como había abierto el mar rojo o provisto el maná por cuarenta años. Pero en lugar de eso le dijo a Josué en tres ocasiones y con diferentes enfásis que se esforzara y que fuera valiente. Hay en todo esto una verdad permanente. Dios ya ha entregado para nosotros una "Tierra prometida" que puede representar planes, metas, objetivos, vistos en el plano personal, familiar y espiritual. Sin embargo tenemos nosotros que conquistarlos.

Los resultados no vendrán solos. La parte que Dios demanda de nosotros es "Esfuerzate y se valiente", sino hacemos esto, la tierra se quedará sin conquistar. Te puedes pasar toda tu vida haciendo planes , pero sin hacer nada por conseguirlos, requerimos pues esfuerzo y valentía para la tarea y para poner por obra la palabra revelada a tu vida y para enfrentar las batallas cotidianas que estás pasando en estos momentos, que tienden a desalentarnos.

EL SEÑOR TE DICE HOY: "LEVANTATE Y PASA ESTE JORDAN ", ¿Cual será tu respuesta frente a este llamado?. ¿Te quedarás de este lado del Jordán o lo cruzarás para conquistar la tierra?.