Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ERES IMPORTANTE PARA DIOS



Sientes que no eres nadie, que no vales nada, que no eres importante, te sientes inseguro, en estos momentos sientes sentimientos de baja autoestima o rechazo?

Quiero decirte que yo viví esta situación, me miraba con los ojos de crítica del mundo y no con los ojos de aceptación de Dios.


Estos sentimientos vienen a nuestra vida desde nuestra niñez, los mensajes negativos que recibimos desde nuestra infancia condicionan nuestro corazón y nos sentimos como que somos la pieza de un rompecabeza que no le encontramos lugar.


Si en este momento te sientes de esta manera es porque no puedes amarte a ti mismo, no percibes o como que no te has dado cuenta de los dones y talentos con los que Dios te creó, si sigues con estos sentimientos siempre te estarás comparando con los demás de forma negativa y puedes caer en frustración y envidia. Porque no ves los que tienen menos que tú y sin embargo han encontrado paz, gozo y felicidad en medio de sus limitaciones.


Debes se libre de estos sentimientos porque te traerán fracaso en lo que emprendas y te sentiras vencido antes de empezar, siempre sentiras que lo que hagas es insuficiente para que otros te acepten y llegarás a darte por vencido.


¡¡Quita la viga que no te permite ver las bendiciones de Dios, Él está trabajando en tu vida, pero no debes poner obstáculos. Has estado viviendo en conflicto porque necesitas del amor de las personas que te rodean, pero al mismo tiempo sientes que no lo mereces porque te sientes rechazado.


Así muchas veces has hecho cosas en contra de tu voluntad, como volverte exclavo de otros para ganar su amor y exclavo de las ataduras del pecado. Deseas liberarte pero no puedes porque la visión que tienes de ti mismo ha sido dañada, por lo que te menosprecias y no luchas por ti mismo.


¡¡DESPIERTA!! Ahora eres hijo de Dios, con su respaldo, creado a su imagen, limpio de pecado y amado por Dios. Es necesario que deseches los pensamientos de tu vieja criatura, porque pueden ser usados por el enemigo para impedir lo que Dios anhela darte, porque te lo mereces no por tus obras, sino por su gracia. Es necesario que renueves tu mente con la palabra de Dios y recuerda que El te ama en forma incondicional, tus carencias y debilidades son consecuencias del mundo imperfecto en que vives. Pero tal y como eres Dios te acepta, lo que El no acepta en tu vida es el PECADO.


"Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer las buenas obras que Dios preparó de antemano, para que anduviésemos en ella" (Efesios 2:10).


"Vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncies las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a la luz admirable. (1a Pedro 2:9).


¡Si!... realmente has sido creado con dones y talentos, soy especial, soy ùnico, soy hijo de Dios.


Ya no me compararè con los demàs, sino solo para ver lo privilegiado que soy, ya no necesito mostrarle al mundo que mi valor està en las cosas materiales, ahora soy un hijo de Dios, escucharè solo lo que me dice el Señor en su palabra.


Recuerda estas palabras que te dice Dios hoy, "Tu formastes mis entrañas, me hicistes en el seno de mi madre, te alabarè, porque formidables, maravillosas son tus obras, estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien, no fuè encubierto de ti mi cuerpo.

Bien que en lo oculto fui formado, y entretejido en lo màs profundo de la tierra. Mi embriòn vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas. (Salmos 139: 13-16).


"Mas ahora asi dice el señor tu creador, oh jacob, y el que te formò, oh Israel, no temas, porque yo te he redimido, te he llamado por tu nombre, mìo eres tù".


Tu vales mucho y eres importante y especial para Dios.