A QUIEN AMAS TU?




Hoy en día, la mayoría de las personas derrochan su vida buscando las cosas que no permanecen para siempre. Pasan los mejores momentos de su vida corriendo tras la riqueza, el placer y la fama, que son pasajeros como el viento, cuando se encuentran en la última etapa de su vida se dan cuenta que han perdido su tiempo y se lamentan de todo el esfuerzo que hicieron el cual fué en vano.


¿De que nos aprovecha la riqueza, los bienes de este mundo y la fama si no somos ricos en la parte espiritual?. De que nos sirve que acumulemos riquezas aquí si no hay nada que nos espere para la vida eterna. Al final usted no podrá ver ni siquiera la marca del auto que usastes, ni las propiedades que tuvistes.


¿Cual es el anhelo de tu vida? ¿Que es lo que atrae tu corazón?, ¿Cual es el motor que te impulsa a levantarte y seguir todos los días?, ¿Para que vives?, ¿Vives por tu familia?, ¿Vives por el dinero? O ¿Vives para la Gloria de Dios?. Si buscas las cosas espirituales. Dios añadirá a todo lo demás.


¡Cuidado con las cosas que te conmueven! Lo que te conmueve atraerá también tu corazón. Una fuerza mayor te forzará a seguir en pos de algo, lo que usted persigue, será su objetivo. Usted es quien elige. Puedes derrochar tu vida buscando las cosas pasajeras de este mundo, o disponer tu vida para buscar a Dios.


Que eliges tu?, escoge lo mejor buscar a Dios, el llenará los vacíos que el mundo con todo su dinero no lo pueden llenar, pero solamente tú puedes tomar la decisión, Hazlo hoy, quizás mañana sea tarde.


NO AMEIS AL MUNDO NO LAS COSAS QUE ESTÁN EN EL MUNDO. SI ALGUNO AMA AL MUNDO, EL AMOR DEL PADRE NO ESTA EN EL. PORQUE NADA DE LO QUE HAY EN EL MUNDO, LOS DESEOS DE LA CARNE, LOS DESEOS DE LOS OJOS Y LA VANAGLORIA DE LA VIDA PROVIENE DEL PADRE, SINO DEL MUNDO, Y EL MUNDO PASA, Y SUS DESEOS, PERO EL QUE HACE LA VOLUNDAD DE DIOS PERMANECE PARA SIEMPRE. (1a Juan 2:15-17)