¿TE SIENTES SIN ESPERANZA?

Es probable que te sientas desanimado. Es porque el aire rutinario de la vida es frio y seco, y la situación no nos da ninguna esperanza. Estas sufriendo deshidratación y tus huesos se están secando. Tu fervor y pasión por Jesús se quedó en el pasado porque hubo pérdidas importantes en tu alma, en tu matrimonio, en tu familia, en tu iglesia o en tus planes. Entonces debes admitir ante el Señor con sinceridad "Solo Tú sabes si la situación puede mejorar".

Hay una buena noticia cuando tú estás desesperado. No tienes por qué renunciar. Tampoco necesitar abandonar. No importa cuán seco o desesperado estés, tus huesos pueden revivir, Tus huesos pueden volver a prosperar, alegrarse y danzar, porque Dios te prometió el poder del Espíritu Santo, la resurrección y el gran despertamiento espiritual. Y te dice: "Yo te levantaré de la tumba".

Lo que necesitas es un milagro, y Dios te prometió ese milagro: el milagro de la restauración espiritual cuando te encuentras en el valle de la desesperanza.

Dios escucha tus oraciones, pero el quiere que dependas solamente de Él.
¿Por qué te abates. oh alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío. (Salmo 42:11)

Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación, constantes en la oración. (Romanos 12:12).

Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo. (Romanos 15:13)

La vida será mas clara que el mediodia: Aunque oscureciere, serás como la mañana. Tendrás confianza, porque hay esperanza. Mirarás alrededor, y dormiras seguro. (Job 11:17-18)

Mantengámonos firme sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. (Hebreos 10:23).