Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Clama a mí



Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces (Jeremias 33:3).

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.  Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.  Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. (Juan 14:13-14).

Si permaneceis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que quereis, y os será hecho (Juan 15:7).

Hasta ahora nada habeis pedido en mi nombre; pedid, y recibireís, para que vustro gozo sea cumplido (Juan 16:24).

Porque nada hay imposible para Dios (Lucas 1:37)).

Otra vez os digo, que di dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.  Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (Mateo 18:19-20).

Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo lo recibireis (Mateo 21:22).

Todas estas promesas están a tu alcance en su palabra, medítalas en tu corazón, y hazlas una realidad en tu vida, creelas y atesoralas para que Dios las cumpla.

Cuando nos cuesta creer en su palabra, cuanto nos cuesta creer que lo que está escrito se cumplirá, pero siempre buscas el lado fácil, no quieres pagar un precio que no es tan dificil, solamente Dios te pide que lo busques, que lo alabres, que lo exaltes, que lo glorifiques y todo esto que está escrito vendrá como añadidura. 

Así que manos a la obra comienza desde hoy a permanecer en Él y en su palabra, y todo lo que está escrito en estas promesas serán una realidad en tu vida.