El te librarà


El te librarà,  si habito bajo su abrigo, morarè bajo su sombra, tu eres mi esperanza, mi castillo y mi libertador.  Señor en quien confiarè?.  Estoy segura que tu me libraras del lazo de mis enemigos, de las enfermedades, con tus plumas me cubriras y debajo de tus alas estarè seguro.

Señor contigo a tu lado no temerè el terror nocturno ni nada que me pueda destruir, porque tu mandaràs a tus angeles que esteèn a mi alrededor, nadie me podrà hacer daño, tu eres mi escudo, puede caer a mi lado todo lo que el enemigo me enviè pero a mi nunca llegarà  y me guardaràs en todos mis caminos, porque he puesto mi esperanza y confianza en ti.

Si te sientes triste en este momento o te sientes rechazada o hay personas que quieren hacerte daño, no te preocupes.  Daniel fuè llevado al foso de los leones, pero hay algo especial, Daniel sabìa en quien confiaba, El estaba seguro que Dios lo librarìa de los leones, luego los que querian hacerle daño fueron tirados y los leones los despedazaron.

Quiero decirte que estàs en estos momentos bajo el cuidado especial de Dios, aparentemente parece que todo lo tienes perdido, que no hay esperanza, sigue confiando que la victoria està cerca, Dios actuarà a tu favor.

El que habita al abrigo del Altísimo
    Morará bajo la sombra del Omnipotente.
Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.
El te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.
Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.
No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,
Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.
Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.
Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la recompensa de los impíos.
Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo por tu habitación,
10 No te sobrevendrá mal,
Ni plaga tocará tu morada.
11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
Que te guarden en todos tus caminos.
12 En las manos te llevarán,
Para que tu pie no tropiece en piedra.
13 Sobre el león y el áspid pisarás;
Hollarás al cachorro del león y al dragón.
14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
15 Me invocará, y yo le responderé;
Con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.
16 Lo saciaré de larga vida,
Y le mostraré mi salvación.

Comentarios