TU BOCA ES UN INDICADOR



A menudo hablamos lo que oimos decir al diablo cuando habla a nuestras mentes, y pensamos que es verdad.  Eres una fracasada, estarás mejor muerta.  O nos repetimos lo que alguien nos dijo años atrás.  No vales nada, nunca llegarás a ser alguien.

La Biblia dice: Te has enlazado con los dichos de tu boca (Proverbios 6:2).  Eso incluye nuestros mensajes silenciosos contra nosotros mismos y lo que decimos en voz alta.

Cuando hables de ti, hazlo con palabras de esperanza, salud, ánimo, vida y propósito.  Esas son verdades de Dios para ti, elimina de tu vocabulario las expresiones de desesperanza, duda y negatividad.

Sin embargo cuando hables de la manera en que te sientes acompañalo con la verdad de Dios, en vez de decir: La vida es un infierno, mejor di: me siento triste, pero sé que Dios tiene el control de mi vida.  Si no puedes pensar nada positivo, pregúntale a Dios y dile que te muestre la verdad acerca de tu situación.

Revisa lo que has estado hablando ultimamente, haciéndote estas preguntas:

1. Digo a veces algo negativo acerca de mi
2. Pronuncio palabra que traen muerte en vez de vida a mis situaciones.
3. Mi primera reacción ante la gente es de ira, sospecha o desesperanza.

Si respondistes Si a alguna de éstas preguntas, es una señal de que el Señor tiene que llenar mas tu corazón.

No permitas que tu vocabulario negativo impida lo que Dios quiera hacer en tí.  Y no seas dura contigo.

Debemos decir lo que dijo David "He resulto que mi boca no haga transgresión" (Salmo 17-3).

Comentarios