MANTENGASE FIRME



La Escritura dice: Manténgase firme para que podais resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.  Se puede encontrar hoy en una situación donde usted ha hecho su mejor esfurzo, ha orado, ha creído y ha plantado su fé en las promesas de Dios, pero parece que nada está sucediendo.  Ahora tiene la tentación de decir:

"¿De que me sirve nada cambiará"?

No se de por vencido, siga firme, siga orando y creyendo, siga firme en su fé.  Puede estar en un hospital o en una cama en su casa, pero aunque no se pueda mover fisicamente, nada le podrá detener de levantarse por dentro, en su interior esa enfermedad lo puede tener abajo fisicamente, pero no tiene que estar bajo espiritualmente o emocionalmente.  Usted puede seguir erguido en su corazón, en su mente y en su voluntad.

Tal vez usted trabaja con personas que siempre lo menosprecian, lo maltratan, haciendolo sentirse menos.  No permita que esa basura entre  a su mente, que entre por un oido y salga por el otro.  Pueden intentar tumbarle por fuera pero no lo pueden hacer por dentro.  No permita que las personas le roben el gozo, ni permita que ese problema o adversidad le haga estar desanimado o deprimido.  Siga parado en su interior.

Ninguna circunstancia lo puede obligar a vivir abatido.  Esta pasando por un tiempo oscuro en su vida.  Quizas alguien lo defraudó, se aprovecho de usted, o lo maltrató, y ahora tiene la tentación de lamentar todo lo que ha perdido, pensando que es injusto. Pues decidase a cambiar de actitud, tiene que levantarse, desarrolle una mentalidad de victorioso y verá lo que Dios comenzará hacer en su vida.

La palabra de Dios dice:  Aunque un ejercito acampe contra mi no temerá mi corazón, aunque contra mi se levante guerra yo estaré confiado.

El Señor te dice Hoy: Aunque pases por las aguas Yo estaré contigo.  CREELE A DIOS. Toma hoy la decisión.

Comentarios