ERES UN MURO FORTIFICADO

Jeremias 15:20: Y TE PONDRE EN ESTE PUEBLO POR MURO FORTIFICADO DE BRONCE, Y PELEARAN CONTRA TI PERO NO TE VENCERAN; PORQUE YO ESTOY CONTIGO PARA GUARDARTE Y PARA DEFENDERTE, DICE JEHOVA, Y TE LIBRARÉ DE LA MANO DE LOS MALOS, Y TE REDIMIRÉ DE LA MANO DE LOS FUERTES.

Hoy el Señor te recuerda una vez más que aunque muchos quieran destruirte, aunque muchos quieran hacerte daño, el Señor te dice que te ha colocado por muro fortificado de bronce. Que increible es Dios, imaginate un muro fortificado de bronce, no puede ser atravesado por nada, y aunque muchos peleen contra ti, no te vencerán, porque Él te está guardando, protegiendo, eres la niña de los ojos de Jesús, NO TEMAS, solamente Él te pide que lo busques, que derrames tu corazón, que le clames, porque si lo haces Él te garantiza que te va a responder.

Quiero decirte mi experiencia con Dios, cuando yo me apropié de esta promesa que Dios me regaló, a partir de ese día mi vida cambió, ya no siento miedo por nada, ya estoy completamente segura que nadie, oyelo bien nadie, me podrá hacer frente, ya estoy segura que todas las batallas que tengo, las luchas, el final es una victoria, ya entiendo que en cada circunstancia que vivo, el Señor quiere enseñarme algo, ya todo lo veo para mi bien, y digo, Señor si tu lo permitiste en mi vida es para mi bien. Porque su palabra dice que a los Hijos de Dios el maligno no los toca, y si los toca es porque Él lo permitió.

Cuando recibí a Jesús en mi corazón, tenía muchas deudas, vivía en depresión, atribulada, pero en el momento que le entregué mi vida a Él, esa fué la primera promesa que Dios me regaló, é inmediatamente me apropié de ella, la hice parte de mi vida, todo lo que me sucedía, enseguida recordaba la promesa y sabía, estaba completamente segura que si Él me la dió, Él la iba a cumplir, muchas veces sentía miedo, pero enseguida el Espíritu Santo me recordaba la promesa. El enemigo me atacaba fuertemente, pero ahi estaba la promesa, yo no conocía mucho del Señor, pero en ese momento era la única arma que tenía. Doy gracias a Dios por todo lo que viví, porque fue el instrumento que Dios usó para aprender a confiar en Él.

No sé que situación estes viviendo hoy, posiblemente te estén persiguiendo enemigos, estés atribulada, tengas miedo, no sabes que hacer.

Pero quiero decirte que no tengas miedo, Hoy el Señor te dice: NADIE TE PODRA HACER FRENTE EN TODOS LOS DIAS DE TU VIDA, COMO ESTUVE CON MOISES ESTARÉ CONTIGO, NO TE DEJARE NI TE DESAMPARARE. (Josué 1:5)

Isaias 54:17 NINGUNA ARMA FORJADA CONTRA TI PROSPERARA, Y CONDENARA TODA LENGUA QUE SE LEVANTE CONTRA TI EN JUICIO.

Dios pelea por sus hijos, y tu sabes ya que para ser hijo de Dios, tienes que haber recibido a Jesús en tu corazón, y creer que Jesús murio por ti y por mí en la Cruz.

Así que apropiate de las promesas de Dios, y no tengas miedo, usa las armas que Él te ha dado, confía plenamente en Él, y ten fé porque el Señor te tiene guardado(a) en el hueco de su mano.

Quizas tambien le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...